Header Ads

Nace un bebé que pesa 18 kilos


Según se ha dado a conocer de manera pública, se ha producido estos días el nacimiento de un bebé que pesa la friolera de 18 kilos.



En Australia es donde ha tenido lugar este nacimiento que, como es lógico, ha generado una gran polémica y se ha convertido en protagonista de la actualidad de todos los medios de comunicación. Y es que no es lo habitual que un bebé venga al mundo con ese enorme peso.
Los protagonistas

Dos podemos decir que son las figuras en torno a las cuales gira la noticia que nos ocupa. Por un lado, la mujer que ha dado a luz, que tiene problemas de obesidad ya que alcanza un peso de 272 kilos, y por otro lado, su bebé. Un niño este que al nacer con 18 kilos se ha convertido en el pequeño más pesado de toda la historia hasta el momento.

El parto

Estos pasados días fue cuando tuvo lugar el nacimiento del niño protagonista de esta historia. Su deseo de venir al mundo se manifestó de manera inesperada, lo que llevó a que su madre acudiera rápidamente al hospital (Herald de Australia Occidental) pues era consciente de que sus problemas de obesidad podían dificultar de manera contundente el parto. Y es que así se le había venido indicando durante los nueve meses por parte de sus médicos.

Así, se personó en el centro sanitario y, dadas las circunstancias, los doctores que le atendieron determinaron que se hacía imprescindible llevar a cabo una cesárea. Una intervención esta que realizaron con sumo cuidado y que les permitió vivir una de las experiencias más insólitas de su vida profesional: traer al mundo a un bebé de 18 kilos.



Como ha manifestado a diversos medios de comunicación el médico al frente de esta operación, “pensé que venían dos o tres bebés y no uno solo, que era muy robusto y grande. Estoy seguro que va a ser jugador de rugby”. Y es que, como también ha expuesto, “antes ya había tratado casos con mujeres embarazadas con sobrepeso, pero este nacimiento se va a quedar conmigo ya hasta que me muera”.

Todo un récord

Afortunadamente la cesárea fue perfecta y tanto la madre como el niño se encuentran en perfecto estado, tanto es así que la mujer ya ha recibido el alta y está a la espera de que pueda llevarse a casa a su hijo, que está siendo sometido a distintas pruebas para certificar su buen estado de salud. Un pequeño este que, como hemos mencionado al principio del artículo, es un bebé de récord ya que no podemos pasar por alto que se ha convertido en el recién nacido más pesado de la historia.

No obstante, aunque creamos que esto es realmente increíble e imposible, tenemos que exponer que parece ser que no es el único caso similar que se ha registrado a lo largo del tiempo. En concreto, se ha expuesto que en el siglo XIX sucedió algo similar.

Exactamente fue en el año 1839 cuando en una población de Sudáfrica una mujer dio a luz a un niño que llegó a pesar una cantidad muy parecida al que ahora nos ocupa: 17,2 kilos. De ahí se entiende que luego conforme fue creciendo seguía sorprendiendo a todos con sus dimensiones. Y es que se sabe que a los 18 años ya había conseguido medir ni más ni menos que 2,28 metros de altura.
Con la tecnología de Blogger.