Header Ads

Este niño fue a comer pollo a un restaurante y no vas a creer lo que encontró dentro





El incidente se produjo en una sucursal de KFC en un poblado localizado en el Condado Phillips, estado de Arkansas. La madre de la víctima decidió hacerlo público.

Mientras la mujer y su pequeño degustaban unas piezas de pollo frito, su hijo comenzó a sentirse mal y tuvo que ser trasladado al hospital por intoxicación.

Allí ocurrió una de las cosas más repugnantes que existen: se descubrió que su malestar se debió a que una de las porciones de pollo que comió estaba llena de gusanos.

En el vídeo puede verse cómo de a poco comienzan a abrir cada pieza del pollo para ver si encontraban algo extraño.

Y lo que encontraron más que extraño fue ¡asqueroso!

"¡Oh, mi Dios!" se escucha de fondo al ver semejante cosa.

Se observa claramente cómo los gusanos se mueven incesantemente. Un verdadero trauma para el que los ingirió.


Con la tecnología de Blogger.