Header Ads

Un joven de 27 años perdió 50 kilos y ganó 120 euros en ocho meses por una apuesta


El joven apostó con su padre cual de los dos era capaz de reducir más peso antes de su próximo viaje familiar


El joven, antes y después de su pérdida de peso


Tras realizar una apuesta con su padre, el joven Aaron Pannet, de 27 años, ganó 120 euros y perdió 50 kilos, según cuenta The Sun. Ambos apostaron por ver quien de los dos podía perder más peso antes de sus vacaciones familiares a Portugal, más en broma que por ser un reto real, pero el joven se lo tomó muy a pecho y dejo toda la comida basura que ingería en dosis diarias, y empezó a hacer todo el deporte que antes no podía, como la natación.



El joven trabajaba en una hamburguesería de la franquicia americana McDonalds, i cada día comía una de sus hamburguesas al mediodía, acompañada de una barrita de chocolate, y dulces varios durante toda la tarde hasta la hora de cenar. El joven empezó a consumir toda la comida con 15 años, cuando obtuvo su primer trabajo en la empresa, y ganaba 12,5 kilos al año, aunque en un principio no le dio ninguna importancia. Cuando el joven empezó a trabajar de oficinista, la situación empeoró, ya que no le era necesario ni siquiera caminar hasta su puesto de trabajo.






En octubre, el joven superó los 127 kilos, y en ese momento realizó la apuesta con su padre. Tenía tiempo hasta mayo, y el joven en tan solo ocho meses consiguió perder 50 kilos, quedándose con un peso de 76 kilos. Cuando llegó la fecha, su padre solo había conseguido reducir seis kilos, así que inmediatamente entregó el dinero a su hijo.

Con la tecnología de Blogger.