Header Ads

¡Récord! Conductor vasco da 4,75 en un control de alcoholemia


El detenido circulaba por una autovía al sur de Francia, sin saber su origen o su destino
Con más de 3 gramos de alcohol por litro de sangre el riesgo de coma etílico es enorme



Sin saber de dónde venía o el lugar de su destino. Desorientado, parado en un arcén tras recorrer 240 kilómetros y con un fuerte olor a alcohol. Ese es el estado en el que se encontró hace unos días una pareja de la 'Gendarmerie' a un conductor vasco en una de las autovías que recorren el sur de Francia. Lo que no podían sospechar es que estaban ante algo inédito.

Según ha desvelado el diario galo 'SudOuest', el conductor habría sido trasladado al hospital más cercano dado que no podía ni siquiera soplar para hacer la prueba de alcoholemia. Para sorpresa de todos, en el test realizado en el centro médico este conductor habría dado 4,75 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que supone todo un récord negativo en este aspecto. La alcoholemia más alta registrada en el País Vasco data de febrero con 2,88 gramos por litro.

Cabe recordar que el límite legal para poder conducir es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire expirado. Este tipo de medición es la más extendida por su uso en los test de alcoholemia, aunque en términos médicos es mucho más correcto hablar de gramos de alcohol por litro de sangre, siendo la cifra límite el doble, en este caso los 0,5 gramos por litro. Aún así, este conductor vasco casi multiplicaba por diez la tasa de alcohol permitida.

Lo más sorprendente de este conductor vasco de 56 años que circulaba por la A-89 y que procedía de la frontera del País Vasco con Saint-Martin-de-Seignanx es que siguiera consciente en el momento de la intervención de la policía. Y es que hablando en términos médicos, la mayoría de especialistas afirman que con más de 3 gramos de alcohol por litro de sangre la probabilidad de coma etílico es muy elevada, mientras que por encima de los 4 gramos existe una tasa alta de muerte inminente.

Como es lógico y tras ser encontrado detenido en el carril de emergencia de la carretera que une Burdeos y Perigeux, a la altura de Saint-Seurin-sur-I'Isle, la policía le ha retirado el permiso de conducir de forma inmediata a este conductor por un periodo de al menos seis meses, aunque las consecuencias con casi toda seguridad serán peores para este ciudadano vasco ya que deberá presentarse en el Tribunal Penal de Libourne en octubre para declarar, siendo muy difícil que se libre de algunos de los varios delitos que se le imputan.

Con la tecnología de Blogger.