Header Ads

FAMOSOS CON TRANSPLANTES DE PELO O PRÓTESIS CAPILARES



La alopecia es un problema que quita el sueño a hombres y machirulos (y a algunas mujeres) desde tiempos inmemoriales. Sin duda es un proceso traumático para muchos ver su cráneo descapotado, sobre todo si el problema empieza en la adolescencia.

Siempre ha habido calvos, con más o menos fortuna: los hermanos Matamoros, Kojak, Charles Xavier, Raúl Sender, Mortadelo y Filemón, Paquirrín... La lista es interminable. Algunos lo asumen, y otros tratan de disimularlo con peinados imposibles u ocultarlo con peluquines. Hasta hace poco, las dos únicas cosas que frenaban la caída del cabello eran dos: el suelo, y la heroína.







Y este fué el corto camino recorrido por los remedios contra la alopecia, hasta que llegaron los implantes capilares. Los principios fueron duros, los llamados injertos de pelo de muñeca, un horror digno del Dr Mengele. Más tarde, en los 90, aparecieron los microimplates que hoy conocemos, que consisten en quitar uno a uno el folículo de la zona donante, el cogote, que genéticamente está programada para que ese pelo no se caiga nunca, y se reimplanta en la zona despoblada.

Los precios van desde los 4000€ hasta más de 10000€ (es una estimación, no es lo mismo repoblar unas entradas que una alopecia severa) según la técnica y el equipo médico, y con esto descartamos rotundamente Svenson y similares. De hecho, dicen que en España no hay más de 2 ó 3 doctores competentes.

Metidos ya en harina, vamos a desvelarte quiénes son las celebrities que han pasado por quirófano, o usan prótesis. Conocidos por todo el mundo son los casos de Hilario Pino, el ex-ministro Bono, y otros ejemplos bizarros dignos de un especial de Cuarto Milenio como son Berlusconi, Nicholas Cage, Steven Seagal o John Travolta. Estos últimos son desconcertantes, y no sabemos a ciencia cierta sin son microimplantes nefastos, peluquines, alfombrillas de coche, Toppik, Titanlux, o directamente una mezcla de todos juntos.









Entre los usuarios de prótesis de pega son famosos Elton John, el productor musical Phil Spector, y el presentador de Pasapalabra Christian Gálvez. Muchos no saben que éste último lleva postizos, pero sólo hay que comparar fotos de sus tiempos de presentador en Desesperado Club Social o CQC a principios de los 2000 con su pelazo actual. Porca miseria.

Enrique Iglesias también aparece en las quinielas de los peluquines después de años de ir encasquetado con gorra. Hay que puntualizar que las prótesis actuales se hacen a medida, son indetectables y nada baratas. Ex-usuarios de bisoñé fueron Alfonso Arús y Jose María Ínigo.









Entre los casos de alopecia galopante encontramos a Jude Law, que después de una temporada usando gorros, al fin muestra su pista de aterrizaje (y parece que la cosa va a más). El príncipe Guillermo de Inglaterra sería otro que despelecha a marchas forzadas.

El cholo Simeone también está en boca de muchos. El hermano secreto de Tom Waits y entrenador del Atlético de Madrid, depués de presentar evidentes síntomas de clareo, aparece últimamente con un corte de pelo hipster y una densidad desconcertante. ¿Implante, Toppik? El rockero vocalista de Poison, Brett Michaels, también reconoció que bajo su perenne bandana escondía un cráneo descapotado.





El jugador del Manchester United, Wayne Rooney, hizo público su paso por quirófano para repoblarse las entradas, igual que nuestro insigne portero de la selección española, Iker Casillas, que también se dice pasó por chapa y pintura para cubrirse las entradas, como atestiguaba la hinchazón en la cara que presentaba en cierta ocasión, y que atribuía a una intoxicación (sí, de mejillones).

El ex Backstreet Boys AJ McLean, reconoció orgulloso a los medios que ser un ídolo de adolescentes y poder aparecer en las viñetas de Ibáñez no era compatible. En el punto de mira de los sospechosos se encuentran Brendan Fraser, John Cryer (compañero de Charlie Sheen en Dos hombres y medio), Billy Bob Thornton, Mel Gibson, Matthew Mcconaughey y Tom Hanks, entre otros. Otro caso paranormal es la línea de nacimiento del pelo de Jamie Foxx.




























Con la tecnología de Blogger.