Header Ads

10 trampas de los supermercado para que te gastes toda la pasta

Mientras las ventas caen y la inflación aprieta a los bolsillos, los grandes comercios utilizan distintas técnicas para inducirte a consumir más de lo que pensabas. Enterarte y ahorra.

Las estrategias de los supermercados para hacernos gastar de más no son pocas.


Marketing o viveza criolla. Podemos poner el nombre que deseáramos, pero lo cierto es que los supermercados también se las ingenian para hacernos gastar lo máximo posible. Y eso, en tiempos de crisis, puede complicarnos más de la cuenta llegar a fin de mes. A continuación, compartimos los 10 trucos para que no caigas:


1) Obligados a recorrer: los productos de primera necesidad -como la leche- están siempre al fondo. Repasa: en el trayecto, posiblemente hayas comprado productos que no tenías planeados.

2) Carritos con freno: casi siempre los carritos no se destacan por deslizarse a la perfección y nos hacen ir más lento. Además, están inclinados para que los empujemos con la mano izquierda y dejar la derecha -la hábil para la mayoría de la gente- libre.

3) La tentación en la caja: es el sector más rentable de los supermercados y muchos, inclusive, tienen empleados que negocian con las empresas a qué productos se les dará prioridad. En ese sentido, ganan por goleada las golosinas.

4) De derecha a izquierda: en las estanterias derechas, se colocan los productos más tentadores. En las izquierdas, los básicos. Así vamos haciendo zigzag y nuestra billetera derrapa.

5) Música para los oídos: según los especialistas en marketing, la música lenta relaja al consumidor y lo hace tomarse más tiempo para comprar.



6) Nos chocamos con las marcas más caras: están habitualmente a la altura de los ojos. Las segundas marcas, en cambio, se ubican en la parte baja de las góndolas.

7) Los chicos, abajo: en el caso de elementos para chicos, la regla se invierte y sus productos preferidos están en las estanterías más bajas.

8) Precios psicológicos: a la conocida estrategia para poner centimos y no números redondos, también los precios terminan casi siempre en 5 o 9, números que son más atractivos para el consumidor.

9) Los colores: los cálidos atraen al local y los fríos permiten la contemplación y vender más.

10) El apuro mata al bolsillo: la clave para cuidar el bolsillo y no gastar de más es, simplemente, planificar. Saber qué necesitamos, qué gustos nos podemos dar y, sobre todo, qué compras son absolutamente evitables. En este caso, mientras más rápido, más caro.

Con la tecnología de Blogger.