Header Ads

La bebida energética le destrozó el hígado





Maria Allwood fue adicta al Red Bull. Foto: Cedida.





Todo el mundo tiene sus vicios, ya que nos hacen sentir mejor para hacer cualquier cosa. El problema es que muchos vicios acaban convirtiéndose en adicción y en muchos casos puede conllevar problemas de salud. Este es el caso de una madre de tres hijos, María Allwood, que aprendió como de perjudicial puede ser cualquier exceso. En su caso, la mujer comenzó a depender de la conocida bebida energética Red Bull, y tal como explica Rolloid, cada vez consumía más.






El hecho de tener mucho trabajo y estar muy estresada hizo que la mujer comenzara a beber esta bebida. Pero el consumo regular de este producto le hizo aumentar la tolerancia a su cuerpo y cada vez necesitaba beber más, hasta llegar a consumir veinte latas diarias. Sólo levantarse se tomaba dos latas y el resto durante todo lo que faltaba de día. Cabe destacar que veinte latas de Red Bull tienen la misma cantidad de azúcar que diecisiete barras de chocolate y equivalen en cafeína, a dieciséis tazas de café. Esto produjo que Allwood ganara una cantidad significativa de peso durante su adicción hasta que tuvo que ser ingresada en el hospital a causa de un fuerte dolor.



Cuando los médicos le realizaron varias pruebas encontraron que el hígado de la mujer había duplicado su tamaño, un síntoma muy común entre los alcohólicos graves. Sin embargo, los graves problemas de salud hicieron que la mujer cambiase de vida y ella misma decidió dejar de beber esta bebida energética para encontrarse mejor y así también, redujo todo el peso extra que le había producido esta adicción.


Vía
Con la tecnología de Blogger.