Header Ads

7 hábitos para parecer más inteligente que todas las personas

¿Qué es lo que hace que una persona sea más inteligente que otra?

Simplemente, pregúntate qué era lo que hacían aquellos genios que han existido. Cómo se comportaban, cómo distribuían su tiempo, cuáles eran sus hábitos, etc. Claro que es importante fijarse en los aspectos positivos, no querrás caer en la arrogancia. Porque más que parecer inteligente, quedarás como alguien prepotente. Y seamos honestos, a nadie le gusta convivir con alguien así. Y es que en los últimos años se ha descubierto que seguir ciertas técnicas puede aumentar la agilidad mental. Claro que la experiencia y los conocimientos no podrán ser reemplazados. La realidad es que hay muchos factores que intervienen y que pueden afectar nuestros niveles de IQ.

Así que si lo que tú quieres es verte como alguien inteligente, pero sociable (que también es parte de la inteligencia) te decimos cómo puedes hacerlo. Aquí están algunas de las características de las personas más inteligentes que puedes empezar a aplicar desde este momento:



Desconfía de todo lo que escuchas

“Cuando una suposición que la mayoría de la gente cree es cambiada, esto lleva a nueva línea de pensamiento que probablemente no hubiese sido considerada de otra manera”–Anirudh Joshi.




En lugar de aceptar como verdadero lo que alguien te dice, es mucho mejor que no te lo creas a la primera. Analiza un poco más y pregúntate si esto podría ser real o no. Lo importante no es atacar verbalmente a los otros contradiciéndolos de todo lo que digan; se trata más bien de buscar argumentos que puedan defender tu punto de vista o simplemente que expliquen una alternativa.

Y es que sólo tienes que preguntarte sobre todos aquellos genios que lograron las cosas increíbles que hicieron gracias a esa curiosidad. Cuando nos preguntamos sobre la explicación de algo, los porqués o queremos indagar más sobre algún tema, estaremos un paso adelante de la mayoría.



Sé modesto

A diferencia de lo que muchos pudiesen pensar, ir por la vida presumiendo de lo mucho que sabes te hace ver más tonto que inteligente. Esto se debe a que las personas verdaderamente inteligentes están conscientes de lo mucho que no saben; a diferencia de aquellos que creen que poseen todo el conocimiento del mundo, pero en realidad ignoran todo lo que les falta por aprender.


El fenómeno se conoce como el Efecto downing, y se observó por primera vez cuando personas con un nivel de inteligencia inferior a la media tendían a pensar que eran superiores, y las personas con inteligencia superior se subestimaban.



Haz contacto visual




No hay nada que demuestre más inseguridad que no mirar a una persona a los ojos cuando se está teniendo una conversación. Y la inseguridad se puede asociar con la falta de inteligencia. Según Nora A. Murphy, profesora en psicología de la Universidad de Loyola Marymount en Los Ángeles, entrevistas grabadas a un grupo de sujetos demuestra que las personas que mantuvieron contacto visual tenían niveles más altos de IQ. Un estudio de 2007 aplicado a 182 estudiantes de posgrado, demostró que los sujetos que hablaron con una voz agradable, expresiva, y respondieron a sus compañeros fueron considerados como personas mucho más inteligentes que los sujetos tímidos.



Utiliza la inicial de su segundo nombre o apellido

Quizás esto sea algo que hemos visto muchas veces, en los autores de libros por ejemplo y puede tener más de una explicación. Pero en el inconsciente colectivo un escritor es sinónimo de inteligencia, por lo que hemos logrado asociar una inicial entre el nombre y apellido con el de una persona que posee mayor conocimiento. De acuerdo a un estudio realizado por los psicólogos Wijnand A.P van Tilburg y Eric R. Igou, iniciales entre el nombre y apellido, aparecen frecuentemente en contextos formales, muchas veces cuando se habla de logros académicos o intelectuales.



Trabaja de noche




Es momento de sacar a tu búho interior y ponerlo a trabajar. De acuerdo a un estudio realizado por Statoshi Kanazawa y Kaja Perina en 2009, las personas que se van a dormir y se levantan más tarde son más inteligentes que las que hacen lo contrario. La conclusión se obtuvo después de analizar el sueño de 20,745 adolescentes. Los menos inteligentes se iban a dormir en promedio a las 23:41 y se despertaban a las 7:20, mientras que los más inteligentes se dormían a las 0:29 y se levantaban a las 7:52. ¡Increíble la diferencia que puede hacer media hora!




Rodéate de personas inteligentes

Tal como dice el dicho: “dime con quién andas y te diré quién eres”. Y es que no es coincidencia que te juzguen por las personas con las que más convives. Si te rodeas de gente inteligente e interesante es más probable que tus conversaciones sean profundas y discutas temas de relevancia. Es tal vez tiempo de reflexionar quiénes son tus amistades y si le aportan algo a tu vida. Recuerda que deberías estar rodeado de personas que te impulsen a ir hacia delante.



Si no sabes, cállate




Nunca falta el “sabelotodo” que en todo quiere participar y que no sabe quedarse callado. Y es que hay muchos que por intentar simular saber de algún tema opinan sin tener una razón. Recuerda que para hablar hay que saber escuchar.

“Es mejor permanecer en silencio y que crean que eres un tonto a hablar y quitar todas las dudas” –Abraham Lincoln.

Con la tecnología de Blogger.