Header Ads

Mujer renuncia a su trabajo para poder amamantar a su novio cada dos horas







Si esto no es amor verdadero que venga Dios y lo vea. Jennifer Mulford, de 36 años, ha decidido dejar su trabajo de camarera para poder amamantar a su novio,Brad Leeson, de la misma edad, cada dos horas. Esta pareja inglesa ha iniciado unaRelación de Amamantamiento Adulto (ABR, en sus siglas en inglés), de modo que cada dos horas la mujer tiene que “darle teta” a su pareja para engañar a su cuerpo y estimular la secreción de leche, igual que si estuviera amamantando al hijo que nunca tuvo.

La singular pareja cuenta abiertamente su peculiar relación en el tabloide británicoThe Sun. Todo comenzó cuando ella, Jennifer, descubrió que lo que realmente le excitaba era la estimulación de sus pezones durante el acto sexual. En foros de internet se topó con una modalidad erótica denominada “Adult Breadfeeding Relationship”* y, ni corta ni perezosa, se lanzó a las tormentosas aguas de internet en busca de un hombre aficionado a beber leche materna.



El intento fue en vano, así que la mujer hizo lo que suele hacer en estos casos: tirar de churri-agenda. Y allí estaba el bueno de Brad, un noviete de la infancia con una afición poco disimulada por los pechos voluminosos. No resultó difícil convencer a Brad de las asombrosas ventajas de la lactancia erótico-festiva: sexo en abundancia (diez o doce veces al día) y leche recién salida de las ubres de su chica. Eso sí, como contrapartida, ella tuvo que abandonar su trabajo. Gajes del ABR.



“Ambos queremos lo mismo en una relación, un vínculo mágico que sólo el amamantamiento puede lograr”.

Fuente: strambotic
Con la tecnología de Blogger.