Header Ads

Tirar palos a tu perro, algo que nunca debes volver a hacer




Las pelotas o juguetes de goma deben sustituir a los palos, de manera que el juego no implique ningún riesgo para los perros


Tirar un palo a tu perro para que te lo traiga de vuelta mientras paseas por el parque es un juego muy habitual que practican la mayoría de las personas que cuentan con un amigo de cuatro patas entre los miembros de su familia. Sin embargo, se trata de una práctica nada recomendable.


Las pelotas o juguetes de goma deben sustituir a los palos, de manera que el juego no implique ningún riesgo para los perros. Y es que, según afirma el presidente de la Asociación Británica Veterinaria, Sean Wensley, esta práctica puede resultar “potencialmente mortal”. Al parecer, estas declaraciones se hicieron en Reino Unido después de que, el pasado mes de enero, una perra Collie llamada Maya sufriera perforaciones en la lengua y el desplazamiento de la laringe, tras atascársele un palo de 10 centímetros en la garganta.



En este sentido, Wensley aseguró que en su país se topan con casos de este tipo bastante a menudo, prácticamente un perro al mes. Además, añade que los principales riesgos de tirar palos a los perros es que se produzcan heridas en los tejidos suaves, con sus consecuentes infecciones.

Las razas más propensas a sufrir este tipo de heridas son los labradores y los Collie, puesto que se trata de dos razas que disfrutan más que el resto con este juego tan peligroso, a pesar de su apariencia inofensiva.

Fuente: Difundir.org
Con la tecnología de Blogger.