Header Ads

Diez inventos absurdos que alguien debería fabricar a la voz de ya






El mundo sería un lugar totalmente distinto sin muchos de los inventos que utilizamos a diario. No hace falta pensar en los cacharros tecnológicos de última generación: cosas tan habituales (y españolas) como la fregona o el Chupa Chups llegaron para hacernos la vida más fácil o entretenida.

Sin embargo, para que vean la luz los grandes inventos de la historia, por el camino se patentan algunas otras ideas menos revolucionarias y, eso sí, mucho más peculiares. Pasen y vean: aquí están diez de las patentes más absurdas del mundo. No han mejorado nuestra existencia, pero las que prosperaron la han hecho, como mínimo, más surrealista.



¿Qué es? Dispositivo de respiración de aire fresco

¿Qué hace? Pensando en el tóxico humo que se produce durante un incendio, William O. Holmes patentó en 1982 un sistema para respirar aire fresco mientras llegan los bomberos. Puede que sobrevivas al fuego y al humo, pero igual mueres de asco: el sistema consiste en un tubo que extrae el aire de las cañerías que salen del váter.



¿Qué es? Un ‘repelegrafitis’

¿Qué hace? Esta patente de 1996 es la de un sistema que crea un campo magnético cuando sus sensores perciben que se acerca un grafitero, a fin de repeler la pintura. El problema es que la pintura de los aerosoles utilizados para los grafitis no es magnética. Absurdo e inútil.



¿Qué es? Una trampa para ratones

¿Qué hace? Matar ratones a cañonazos. O intentarlo. Esta curiosa ratonera patentada en 1882 se acciona cuando el pequeño animal pisa un pedal que dispara el revólver. Un tiro y adiós roedor. Si el ratón es capaz de escapar, al menos escucharás el balazo de alarma. El problema puede venir con los daños colaterales…



¿Qué es? Un comedero de pájaros portátil.

¿Qué hace? Este aparatoso dispositivo patentado en 1999 fue diseñado para poder disfrutar de todo un espectáculo aviar en primera fila. Colócate el artilugio en la cabeza y espera a que los pájaros vayan a ti para comer. Nunca antes habrás notado el peso de la naturaleza con tanta fuerza.



¿Qué es? Un airbag corporal para motoristas.

¿Qué hace? En 1987 fue patentado este traje para motoristas que, unido por una especie de cordón umbilical a la moto, se infla tras un accidente para minimizar los daños del golpe. Sus usuarios se parecerían al muñeco de Michelín e irían atados a la moto, pero viajarían seguros. Más o menos.



¿Qué es? Un almacén de metano vacuno.

¿Qué hace? Si las vacas son las responsables del 20% de las emisiones mundiales de metano, nada mejor que guardar su gas para darle uso. Es lo que plantea esta patente del año 2006 que pasa por colocarle a las vacas una cámara en el lomo para almacenar el gas, que luego será usado para fabricar productos como adhesivos o cosméticos.





¿Qué es? El desodorante de flatulencias

¿Qué hace? Este parche de carbón vegetal patentado en 2001 sirve para enmascarar el hedor de tus flatulencias. Se coloca sobre la ropa interior y, si bien se encarga de absorber y disfrazar tu fragancia más gaseosa, deja pasar el sonido. Puedes hacerte con un pack de 10 parches por el módico precio de 30 dólares (unos 28 euros).



¿Qué es? Un ‘cynophere’.

¿Qué hace? Pedalear está bien, pero si puedes ahorrártelo, mejor. Esa es la filosofía sobre la que se patentó este medio de transporte en 1875: las ruedas son, en realidad, jaulas que hará girar un perro (u otro animal). El usuario solo debe sentarse, disfrutar del paisaje y confiar en que ninguna asociación protectora de animales lo demande.



¿Qué es? Un paritorio giratorio.

¿Qué hace? Este aparato patentado en 1965 es surrealista como pocos. Se trata de una camilla giratoria pensada para que las mujeres den a luz con más facilidad. En teoría, la fuerza centrífuga ayudaría a tener un parto más fácil. Más fácil o no, lo que es cierto es que el mareo está asegurado.



¿Qué es? Una bicicleta doble.

¿Qué hace? Esta bicicleta doble patentada en 1905 tiene la inútil función de permitir al ciclista seguir en movimiento mientras está al revés. Aunque el artilugio está pensado para que el ciclista pueda ir boca abajo sin caer, no estamos muy seguros del equilibrio que puede mantener una persona con la cabeza cerca del suelo y los pies en alto.

Fuente: experiensense.com
Con la tecnología de Blogger.