Header Ads

5 Smoothies saludables que te ayudarán a desperarte por las mañanas

Todos necesitamos vitaminas para sentirnos mejor, ser más saludables y activos. Los smoothies son la mejor manera de recibir cada día en un estado de ánimo excelente.
Genial.guru juntó algunas recetas de bebidas con frutas que son muy fáciles de preparar. No te toman mucho tiempo, lo cual es otro motivo para empezar tu día con una bebida deliciosa.

Smoothie con arándanos azules y hojuelas de avena

Ingredientes:
  • 1/4 de taza de hojuelas de avena.
  • 1/2 taza de arándanos azules congelados.
  • 1/2 taza de yogur.
  • 1/2 taza de hielo.
  • 2 cdas. de azúcar.
  • 1/4 de cdta. de jengibre.
Preparación:
  1. En una licuadora pon las hojuelas de avena y vierte 1/2 taza de agua. Licúa.
  2. Deja que la mezcla repose durante 15 minutos para que la avena se ablande.
  3. Agrega los arándanos, yogur, hielo, azúcar y jengibre y licúalo todo.

Cremoso smoothie con dátiles

Preparación:
  • 3/4 de taza de leche.
  • 1/3 de taza de dátiles cortados a la mitad.
  • 1/2 taza de hielo.
Preparación:
  1. Licúa los dátiles con leche.
  2. Tapa el licuado y consérvalo en el refrigerador durante 15 minutos, es el tiempo suficiente para que los dátiles se remojen y se ablanden.
  3. Agrega hielo y licúa hasta que el smoothie espese y se ponga espumoso.

Smoothie con frambuesa

Ingredientes:
  • 1 taza de frambuesas congeladas.
  • 3/4 de taza de jugo de manzana.
  • 1/2 taza de yogur.
  • 1 plátano.
  • 1/2 cdta. de extracto de vainilla (opcional).
Preparación:
Licúa todos los ingredientes hasta obtener una bebida espumosa.

Smoothie de naranja

Ingredientes:
  • 1/2 taza de leche.
  • 3 naranjas sin cáscara ni semillas.
  • 1 plátano congelado de tamaño mediano.
  • 2 cubitos de hielo.
  • 1 cdta. de miel.
  • 1/2 cdta. de extracto de vainilla (opcional).
Preparación:
Licúa todos los ingredientes hasta obtener una bebida espumosa.

Smoothie de tres capas

Ingredientes:
  • 1/2 taza de fresas.
  • 2 kiwis.
  • 1 durazno.
Preparación:
  1. Licúa las fresas hasta obtener un puré. Viértelo en un vaso: será la primera capa.
  2. Corta el kiwi a la mitad. Retira la pulpa con una cucharita. Prepara el puré de kiwi en una licuadora y ponlo encima de las fresas formando la segunda capa.
  3. Licúa el durazno. Esta será la tercera capa.
Fuente: http://genial.guru/
Con la tecnología de Blogger.